Escritos sobre música





Powered by Blogger

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Marienbad SG 2

~ miércoles, febrero 24, 2010 ~

Isma ha grabado otra canción de Marienbad este fin de semana, "+ lejos + rápido":



Me parece un temazo de pop con una gran letra. A mi yo egocéntrico no se le ocurre otra alabanza mejor que esta: como las canciones que más me gustan de Dylan, de Quique González o de James Brown, me gustaría haberla escrito a mí.

Etiquetas: ,

Por Guillermo Hoardings | Enlace permanente
8:04 a. m. | Comentarios (2) | Referencias

Marienbad SG

~ martes, febrero 23, 2010 ~

Como contó Isma en su blog, él también se ha comprado una guitarra nueva. Lo que no dijo ahí y fue una sorpresa cuando llegué a ensayar es que, como la mía, es una Gibson SG. Tal vez por eso las nuevas canciones son mucho más cañeras y, para muestra, un botón: Mr. Bartebly. Yo lo escucho y no me creería que ese sonido tan gordo de guitarra lo ha sacado Isma en casa en un fin de semana si no fuese porque sé que la realidad.



Así que Marienbad va teniendo un nuevo repertorio, con canciones me vienen muy bien a las ganas acumuladas de meter ruido.

Etiquetas: ,

Por Guillermo Hoardings | Enlace permanente
7:53 a. m. | Comentarios (0) | Referencias

Las máquinas acabaron con Sade

~ sábado, febrero 13, 2010 ~

Es muy triste. Todavía recuerdo cuando hace un mes en un Borders de Nueva York me encontré con una foto de Sade: me impactó con esa belleza que nadie más tiene. Era el anuncio de su nuevo disco, Soldier of Love. Mi corazón se calentó un poco y aquel día de desagradable frío neoyorquino fue más fácil...

Hoy escucho el disco y siento pena. Porque otra vez las máquinas destrozan las canciones, el "I have lost the use of my heart but I am still alive" es como una pintura maestra manchada por un loco. Ya pasó en su anterior entrega de canciones nuevas, el Lover's Rock de 2000, en el que la mejor canción no era tal vez la mejor, pero era la única no enferma de maquinismo: The Sweetest Gift. Lo que podían ser grandes temas, se perdían entre sonidos artificiales de baterías recortadas, la madera del saxo abandonada, las cuerdas de la guitarra maltratadas por los efectos durante la producción...

Y, ahora, otra vez lo mismo. Tenía la ilusión de que aquello fuese un desliz en una discografía atemporal, pero han vuelto a caer. He tenido que ponerme a escribir en la segunda canción. La tercera y la cuarta están mejorando algo la sensación, pero ese principio inhumano ya me ha estropeado el humor.

Es curioso: todavía no le he escrito la carta de amor que le debo pero no he podido evitar escribir esta carta de odio en caliente. Las pasiones...

Etiquetas:

Por Guillermo Hoardings | Enlace permanente
12:19 a. m. | Comentarios (1) | Referencias

Una canción me trajo hasta aquí

~ jueves, febrero 04, 2010 ~

Y en la penúltima mañana de mi destierro, El País me trae otra alegría: el vídeo de lo nuevo de Jorge Drexler (eso sí, El País no me deja insertarlo). Líricamente no me gusta demasiado, aunque sea una celebración del acto de componer. Pero me gusta mucho el ritmo vivo que da ganas de ir haciendo el gilipollas por la calle (si no fuese una trampa de hielo y nieve), la forma de tocar la guitarra de Drexler (qué gusto tiene el cabrón) y la banda que lleva, con especial atención a la sección de metales. Parece que vamos a tener el placer de tenerlo en DVD.

Etiquetas:

Por Guillermo Hoardings | Enlace permanente
1:27 p. m. | Comentarios (5) | Referencias

La absoluta magia de estar siendo

~ miércoles, febrero 03, 2010 ~

En esta antepenúltima mañana de destierro, me encuentro una alegría en El País:






Es Maderita, un grupo con Julio Bustamante. La primera canción, aunque el periódico ni lo dice, es una versión de Dylan, con métrica no excesivamente lograda desde mi punto de vista. Pero la segunda es una maravilla, con una de esas letras de Bustamante que lo hacen imprescindible, porque hay miles de creadores hablando de la tristeza y otros cuantos haciendo gracias, pero casi sólo él habla de la felicidad, ese sorprendente hecho físico.

Etiquetas:

Por Guillermo Hoardings | Enlace permanente
2:32 p. m. | Comentarios (2) | Referencias